06 agosto 2017

Maleta de Sonrisas





Son pobres aquellos,
a quienes le sobran las palabras
y no se deciden a volar.
Hasta los sueños,
los abandonan en el tiempo,
yéndose de viaje,
con sus lunas en el bolsillo
y las ilusiones en la maleta.

Solo observan/ 
aún esperando una mirada final,
 y ni siquiera se produce
para decirles 
Adiós.

Juan




Llevo en mi equipaje de vida,
una maleta llena de sonrisas,
para tomar con optimismo,
esta realidad, tan difícil de entender.
Si hasta cuando cierro mis ojos,
el mar es un pasaje estrecho
en mi mente, que solo puedo atravesar
sobre mis palabras.

Algún "quizás mañana",
unos libros de Sabines y Benedetti,
reviven viejas cicatrices,
que ya, ni para cicatrices sirven.
Pero aún recurro a mi maleta,
sonrío, y juntos transitamos 
este hermoso camino llamado vida.
En los atardeceres suelo recordar
aquellos rostros del amor,
ellos me han dejado una bella luz
en la memoria, y un gusto a miel
con pan recién horneado.
Momentos que volvería a transitar.
Aprendí poco a poco, hasta logré
amar la paz/ y a tratar esa costumbre
que vivía en mi, de llevar
la guerra en la sangre.

Sigo cada vez más vivo y sonriente,
aún con ganas de volar e
intentar poblar la casa del viento.

Ese viento que precisamente
nunca tuvo casa.
Safe Creative #1111180546482

05 julio 2017

Soy


Yo el anterior y este,
por todos los derechos
que me otorga mi raza
digo que ...
aquellos que no tienen,
con que romper sus angustias,
se sientan liberados,
nuestro final de tierra
nos convierte en
intocables.

Juan





Soy este,
sin dudas y precisamente este,
aquel anterior a los hechos,
quién guarda aventuras y sueños,
junto a sus vidas compartidas.
Este, que hoy no consigue
un abrazo ni de su propio espejo.
El que siempre juega al regreso
y se instala en una isla solitaria,
sobre la copa de un árbol en primavera,
solo para añorar la vida
en una nube preñada por un río.

Este,
que se pierde en la inmensidad
sin querer hacerlo y
siempre en la búsqueda
de un nosotros.

Sin lugar a dudas soy este,
un pequeño continente sin límites,
parado en esta última estación
antes de viajar a la próxima orilla,
pero con una sonrisa en el corazón.
Safe Creative #1111180546482


25 junio 2017

Presentimiento





Estoy en paz,
con una sonrisa abierta de par en par,
envuelto nuevamente en letras
que despiertan en mi,
y otras que llegarán de visita.

Así espero pacientemente al destino
para que me lleve donde quiera llevarme.

Los pensamientos forman parte del presente,
ellos van construyendo mi interior,
enhebrando mis huesos con mis músculos.

Mientras mi corazón lo acepta
y se inquieta latiendo apresurado,
en su esfuerzo de obligar a mi espíritu,
a que lo acompañe a la par.

Nada tengo, será tal vez lo elegido,
o quizás tenga lo que realmente necesito.

Les confieso que esta vez,
tengo un hermoso presentimiento.

27 octubre 2016

A ningún lugar ...

   

No podré desandar
este camino,
ni dejar de ser fiel
a mis pasiones.

Solo aprender a no maldecir
o lamentar
un reencuentro, sino
a no pensarlo
y vivirlo intensamente.

Juan




Alguna de estas noches,
deseo reinventarme con vos
con la ambición de algo inexplorado
Olvidarnos el uno del otro,
borrar el pasado, sin dejar rastros,
para solo permitirnos recordar
tan solo los sabores.

Seremos como dos amigos,
llegados de lugares distantes.
Poder ser gélidos y pasionales,
luna y sol, noche cerrada
y cálido amanecer,
solo los tres, vos, yo
y el presente.
Imaginar un pasado
junto al mar,
un viaje final a los sentidos.

Un orgasmo que se desplace
con dulce violencia 
en playas cálidas y solitarias.
Seamos un largo camino
hasta el horizonte con un precipicio
sin fin.

Propongamos lo que sea,
que seguramente lo seremos
en ningún lugar.

Juan  


01 marzo 2016

Aún escribo y digo



Suelo ser de otro lugar,
de otro cuerpo, de otra tierra.
Por eso escribo con atajos y desvíos.
Quizás para que no me entiendan
en demasía.

Siempre a mano limpia,
y siempre alocadamente.

Juan



Aún
percibo el perfume de un sueño,
la huella incolora que deja
una estrella furtiva.
Siempre elevo una oración,
ante un nacer o un morir.

Aún,
puedo sentir el quejido
de una rosa y el íntimo
canto de un pájaro,
cuando el amanecer
silenciosamente
los cubre.
Pero nada de eso
me salvará de todo esto,
hemos roto hasta el recuerdo,
de nuestros maravillosos,
y puros secretos.

Todo es opaco,
tan solo intento querer pensar
en lo que deseo decirte.